Yoga para embarazadas, vemos sus beneficios

0
yoga para embarazadas

En el embarazo debemos someternos a algunas restricciones y cuidados que nos impiden esforzarnos demasiado. Por esta razón algunas mujeres abandonan sus rutinas deportivas y solo realizan pequeñas caminatas. Sin embargo, existe un ejercicio altamente recomendado que tiene muchos beneficios: el yoga para embarazadas.

yoga para embarazadaEs muy difícil desprenderse de una rutina activa, sobre todo para las mamás deportistas que trotan, corren o practican algún deporte mucho más específico. Para ellas, el yoga es la mejor opción ya que les permite mantener en forma sus músculos y seguir divirtiéndose.

Ahora bien, el yoga para embarazadas no solo es recomendado para las deportistas en estado de gestación sino para todas las futuras mamás. A continuación, vemos por qué es importante practicar esta disciplina.

¿Qué es el yoga?

El yoga es más que una práctica física, ya que se enfoca en mantener cuerpo y mente alineados. Su origen es indio y se practica desde hace miles de años en conjunto con algunos de los rituales de esta cultura milenaria. A través de él, se aspira a alcanzar un nivel de meditación capaz de sanar el cuerpo y el espíritu.

mujer embarazada en postura de yogaLa duración de una sesión varía entre una hora y una hora y media. Sin embargo, en el yoga durante el embarazo no importa si solo dura treinta o cuarenta minutos.

En ella, se realizan distintas asanas que son posiciones del cuerpo en las que nos mantenemos estáticos y hacemos distintos tipos de respiración. Cambian su grado de dificultad según la flexibilidad que tengamos para realizarlas, por lo que van desde nivel de principiante a otro más avanzado.

La clase comienza con el saludo al sol, que es una reverencia heredada de los hindúes. Con el saludo se calientan las articulaciones. Asimismo, se relaja la mente y el cuerpo. Después continuamos con las diferentes asanas, que se realizan una vez de cada lado del cuerpo para mantener el equilibrio. Por último, se hacen unos 10 minutos de meditación para aumentar la relajación.

Existen muchos centros de yoga profesionales si queremos practicar yoga en grupo o disfrutar los beneficios de seguir a un maestro. Igualmente, podemos practicarlo desde casa con la ayuda de un libro o video.

Beneficios del yoga para embarazadas

yoga para embarazadasLo que hace del yoga la mejor opción para ejercitar durante el embarazo es que no solo mantiene la forma física sino que prepara el cuerpo y la mente para el parto. Adicionalmente, es un ejercicio más beneficioso que las simples caminatas y se puede realizar desde nuestra casa. Algunos de sus beneficios son:

  • Reduce y elimina la depresión: los desniveles emocionales a menudo hacen que nos sintamos inseguras y demasiado tristes. El yoga para embarazadas hace que se libere endorfinas que mejoran el ánimo por lo que su práctica recurrente garantiza un embarazo más feliz.
  • Reduce el estrés: algunos ejercicios especiales como las posturas de meditación y relajación liberan las tensiones causadas por el cansancio y el mal humor.
  • Prepara para el parto: no solo aprendemos a controlar nuestras emociones y la ansiedad en un momento tan tenso como el parto. También prepara la posición del bebé para tener un parto sin complicaciones y más ligero.
  • Reduce el dolor de espalda: las posturas del yoga alinean la columna vertebral lo que elimina la sensación de fatiga causada por el encorvamiento.
  • Ayuda a dormir mejor: liberar tensiones y dolores proporciona un mejor descanso. De igual forma, la actividad física produce una sensación de desgaste que nos hace dormir rápidamente.
  • Disminuye la hinchazón: las piernas y los pies se hinchan porque nuestra sangre no circula de la forma debida. En primer lugar porque estamos mucho tiempo en reposo y segundo porque soportamos mucho peso. Al hacer yoga, la sangre fluye por nuestras extremidades inferiores impidiendo que se hinchen y causen dolor.

Cómo hacer yoga durante el embarazo

yoga embarazadasLo primero que debemos tener a mano es un equipo de yoga para que nuestra experiencia sea más cómoda y el ejercicio sea lo más efectivo. Un equipo de yoga se compone de los siguientes elementos:

  • El Mat: es el principal elemento que necesitamos y es una alfombrilla anti deslizante sobre la cual se realizan las diferentes posturas. Con ella, evitamos resbalones, que son peligrosos para una embarazada, y no nos recostamos directamente sobre el suelo.
  • Tacos: son pequeños rectángulos de goma dura que sirven de apoyo para elevarnos un poco más si las asanas lo requieren. Solo en algunas posturas necesitamos elevarnos, pero no está de más conseguir una ya que también se usan para sentarse.
  • Bolster: también sirve de apoyo para elevarnos según las posturas solo que es más acolchado y menos grueso. Se usa mucho para descansar las rodillas y los codos cuando es necesario apoyarlos.
  • Banco para la cabeza: es obligatorio para poder acostarse y que nuestra cabeza se mantenga alineada. En el yoga para embarazadas del primer trimestre las posturas acostadas son muy comunes.
  • Relajante ocular o antifaz: nos ayuda a relajarnos en las asanas de meditación y relajación. Es perfecto para empezar ya que nos ayuda mucho a concentrarnos.

Es recomendable el  AOLVO Yoga Starter Kit  con 11 piezas que incluye las anteriores más toallas, calcetines anti deslizantes y bandas para la cabeza. Lo encuentramos en tres presentaciones: primavera cable rosa, morado y azul.

Ahora bien, los ejercicios de yoga durante el embarazo dependen de la etapa en la que nos encuentremos. A continuación, vemos algunas asanas que encontraremos explicadas en los libros Yoga, Embarazo y nacimiento y en Yoga para el embarazo, el cual contiene un DVD para que veamos las posturas.

yoga durante el embarazoYoga para embarazadas durante el primer trimestre

Es la etapa del embarazo que se caracteriza por los mareos y las náuseas. Por ello, es recomendable hacer asanas de meditación y relajación. A su vez, son simples y servirán como base para comenzar. Probad las posturas de la paloma, la rueda, de giro de cintura y sobre todo la postura del molino. En el libro encontraremos todas las posturas explicadas de forma sencilla para que las intentemos y lo logremos en poco tiempo.

Yoga durante el segundo trimestre de embarazo

En la segunda fase de nuestro embarazo, el bebé pesa mucho más y comienzan los problemas de hinchazón de piernas así como los dolores. Los ejercicios que debemos practicar están enfocados a mejorar la circulación y a crear un vínculo con la criaturita gracias a la postura de las manos. Probamos la postura del guerrero, el gato, el triángulo, la postura de la rotación de la cadera y en cuclillas.

Yoga para embarazadas durante el tercer trimestre

Ha llegado la hora de las posturas de yoga preparto. Ellas nos preparan acomodando la postura de nuestro pequeño en el útero para el día de nacimiento. De igual manera, nos familiarizamos con la posición del parto y hace que sea menos doloroso.

Seguid con las posiciones del guerrero, la paloma y añadid las asanas del muerto, el rayo y la diosa.

Por último, os recomiendo evitar cualquier otra postura con la que os sintáis incómodas ya sea que comprimen nuestro vientre o sean invertidas. Lo mejor es que nos guiemos por el siguiente libro: Tan Feliz Que el Bebé Sale Levitando,  otra excelente guía para consultar nuestras dudas.

El yoga para embarazadas nos mantendrá activas y felices desde el comienzo hasta el final del embarazo.

Buen día a tod@s!!

Dejar respuesta

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por mí, Esther Béjar, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalacuriosidad.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.