Caldera de gas o caldera eléctrica, ¿cuál te conviene más?

0
caldera calefaccion

Con la llegada del buen tiempo, llegan también las reformas en casa. Muchos de nosotros aprovechamos que los días son más largos y las temperaturas más altas para hacer pequeñas reformas o simplemente hacer un lavado de cara a nuestra casa. Junto con estas pequeñas modificaciones es posible que os estéis planteando cambiar el sistema de calefacción de vuestro hogar por otro más moderno, económico y eficiente, pero ¿qué es mejor?, ¿una caldera de gas o una caldera eléctrica?, ¿cuál nos conviene más?.

Elegir entre un tipo de caldera u otro depende, principalmente, de nuestras necesidades personales y nuestro estilo de vida. Eso sí, elijamos la que elijamos es importante analizar las ventajas e inconvenientes pues se trata de una inversión económica importante y que definirá el bienestar de nuestro hogar durante el invierno y los días de frío.

Ventajas e inconvenientes de las calderas de gas y de las calderas eléctricas

Como todos sabemos, el precio del gas es más reducido que el precio de la electricidad por lo que, si valoramos exclusivamente el consumo diario es bastante evidente que, deberemos decantarnos por una caldera de gas.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la caldera eléctrica no requiere ninguna gran ni compleja instalación. A esto, debemos añadir que su uso es muy cómodo, práctico y sencillo. No es necesario que os diga que su suministro es muy seguro. Si no os queréis complicar la vida y preferís optar por una instalación rápida y sencilla, esta opción es la mejor. Eso sí, siempre que tengáis una casa de tamaño medio y no sea excesivamente grande.

Si vuestra casa tiene ya acceso a la red de gas y tenéis instalado el sistema necesario, sin duda, el gas natural es una opción muy, muy interesante que debéis valorar. Obviamente, si no es así y tenéis que hacer la obra y acometida desde cero, el importe final de la inversión será bastante mayor aunque, deberéis valorar si como inversión a medio plazo, compensa el gasto necesario.

Caldera eléctrica y caldera de gas, recomendaciones finales

En conclusión, os diré que si vuestra vivienda está adaptada para recibir el gas natural y no necesitáis ninguna inversión inicial que os encarezca el importe final, la caldera de gas puede ser vuestra mejor opción sobre todo si tenéis casas que tienen bastantes metros a calentar.

Por el contrario, si no tenéis una instalación de gas previa, probablemente la calefacción eléctrica sea la mejor opción por su sencillez y rapidez de instalación. Sobre todo, si tenemos en cuenta que dentro de este tipo de calefacción, en el mercado tenemos gran variedad de sistemas que se adaptarán a nuestras necesidades, desde bombas de calor para anclar a la pared a suelo radiante pasando por los famosos acumuladores nocturnos.

En cualquier caso, lo que debemos de tener claro es que, evaluando nuestras necesidades, encontraremos la caldera ideal para nosotros. Establecer un presupuesto y hacer una lista de pros y contras de cada tipo de caldera, será suficiente para pasar un invierno muy agradable en casa.

Buen día a tod@s!!

Dejar respuesta

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por mí, Esther Béjar, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es poder responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (Webempresa), situados en la Unión Europea (política de privacidad de Webempresa). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@mepicalacuriosidad.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.